Ella es Mia

A finales de agosto de 2016 llegó una bendición enorme a casa: se trata de nuestra nueva gatita llamada Mia, que nos ofrecieron en adopción.

Es tan increíble vivir con un gato, aprendes muchas formas de querer y dejas de lado esa falsa creencia que son fríos y lejanos.

Cada día nos sorprende con nuevas gracias y algunas pocas travesurillas, pero supongo que vienen directo de su alma gatuna curiosa.

Deseamos que Mia se siga sintiendo amada por mi esposo y por mi, así como ella que es tan Nuestra, tan Mía, me hace sentir todo su amor diariamente.

Saludos amigos, gracias por leerme

Regiomont4na

miamia-ii

Anuncios

Alegrémonos

post

“¿Por qué te abates, oh alma mía y te turbas dentro de mi? Espera en Dios que aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío” Salmos 42:5

El ser humano es parte del universo y comparte con los seres vivos muchas similitudes y prácticas; sin embargo, tiene sobre ellos una ventaja: posee un alma.

Como seres humanos íntegros, nos conforma el tener cuerpo, espíritu y alma.  A cada uno de ellos debemos cuidar, nutrir y mantener en el mejor y óptimo desempeño.

Nos pasamos la vida investigando cuál alimento, o ejercicio, o vitamínico nos permitiría tener una mejor calidad de vida y de ser posible, nos aleje de enfermedades hereditarias, crónicas e irreversibles; algunas veces lo hacemos empujados por herencias de salud familiar, y en caso contrario, por la propia falta de cuidado que tuvimos ya en nuestro organismo y nos generó una afectación en la salud.

Pero, quizá no mantenemos el mismo vigor y esfuerzo de solucionar problemas cuando se trata de las otras divisiones que nos conforman, de lo no palpable, de lo interno, del espíritu y el alma.

Nuestra relación es diferente cuando se trata del alma, esa etérea zona que yace en algún punto dentro de nosotros, dónde se arremolinan todas las emociones, todos los sueños, todas las metas que como seres humanos nos forjamos e idealizamos y ¿por qué no?, ya las disfrutamos por causa de las que sí hemos alcanzado.

Sin embargo, también el alma se llena de sentimientos negativos, como ira, tristezas profundas, desánimo, amargura, y es dónde nos conviene poner el enfoque, (así como cuando analizamos qué dieta, ejercicio o vitamínico nos hace falta), para evitarnos llegar a actitudes que nos dañan y formas de ver la vida en una manera trágica o sin sentido.

El alma se alegra, el alma se entristece también.  El alma tiende a tener un vaivén, colgada de las emociones que experimentamos.  Como puede estar alegre, también un vuelco la abate y la deja por los suelos.

El alma es como un globo que se hace ligero o pesado conforme lo que usemos para irlo llenando; si le ponemos agua, caerá estrepitosamente; si le ponemos aire, caerá con gracia; si le ponemos helio, volará hasta las nubes hasta que ya no exista un punto desde tierra donde fácilmente logremos ver su ubicación.

La forma de ver el mundo, -que incluye cada lugar donde nos mantenemos,  incluso hasta el trabajo-, depende mucho de nosotros.

 

No nos olvidemos de nosotros mismos, dejemos que nuestra alma se fortalezca, alimentándola de actitudes positivas, combatiendo aquéllas negativas.  Aprendamos a sorprendernos en la gratitud, y el recordar más rápido las bendiciones que ya poseemos que las cosas que aún nos hacen falta.

Nuevos comienzos

Imágenes-de-Niños-Besándose-7

18/ mayo / 2015
Ayer inició una nueva etapa en nuestra vida como esposos y espero que sea muy enriquecedora.
Agradecidos por todo y por lo que vendrá.
Definitivamente Dios mira más allá de lo que imaginamos, vemos, elucubramos, nos percatamos.
De tu mano siempre, mi amor, y bajo la sombra de Sus alas.

Recta final

Terminando un año más, el mejor de mi vida puedo asegurar.
Un año que borró completamente el dolor y las tristezas del pasado, que me dio la oportunidad de vivir cosas nuevas y oportunidades únicas. Este 2014 sí fue mi año.

¡Ahora que venga otro año más! Que Dios lo bendiga para que lo atesoremos y le saquemos todo el provecho.

¡Un beso para ustedes!

Regiomont4na

Cambié la interfase del blog esperando les sea agradable.

En tú luz

psalm42_1

 

Somos simples almas sedientas en un gran desierto buscando sombra, refugio y agua que nos mantenga con vida abundante.

Gracias por las aguas de salud que nos mandas para no desfallecer, siempre a tiempo.  Gracias por la nube de día y la columna de noche que nos da descanso cuando ya no podemos más.

Llévanos Tú, cuando la fatiga nos atrape.

Guárdanos Tú, cuando el mundo se envilezca y nos quiera tragar.

“En tú luz, veremos la luz”.

 

Regiomont4na