Una nota de esperanza

El dolor más grande que hoy experimento, es saber que aunque muchos de  nosotros buscábamos acercarnos a Dios desde que éramos pequeños,  un buen día, alguien decide alejarse de Su presencia. 

Anoche me enteré de la muerte trágica de un viejo amigo que se alejó de Dios y buscó la salida por la puerta equivocada. 

Escribiré un fragmento que encontré  en el sitio www.familia2000.org  (Familia2000, Inc.  Copyright © 2003 Familia2000. Derechos reservados.)  con el deseo de transmitir ESPERANZA a quiénes no encuentran una respuesta en su vida.

Con mucho amor, Regiomont4na:  

 ¿Para qué vivir?

Si estás leyendo estas palabras, es porque quizás has contemplado o aún intentado cometer suicidio. No te sientas mal, estas entre los miles a través del mundo que intentan lo mismo. Esto no es algo nuevo, sino es algo que ha sucedido a través de los tiempos. Casos de personas famosas cuya fama, riquezas y poder podrian ser envidiables llenan las páginas de la historia.

Marilyn Monroe – Un caso muy conocido fue el de la actriz y cantante famosa Marilyn Monroe, quien trataba de llenar el vacío de su corazón y la soledad en que se encontraba con alcohol y drogas. Su adicción eventualmente la llevó al suicidio, aunque algunos opinan que fué una sobredosis de droga.

Sócrates – El gran filósofo Sócrates fue condenado a muerte por un tribunal ateniense. En aquél momento la condena consistía de un veneno que el condenado debía tomar por su propia mano. En vez de negarse a beber o pedir que fuera ejecutado por mano ajena, o de huir de la cárcel por medio de un plan ideado por sus amigos, Sócrates decidió beber el veneno y se suicidió. El pensaba que si trataba de evadir su muerte estaría traicionando sus propias declaraciones. Sus enseñanzas filosóficas de “Buscarse uno Mismo” , eventualmente lo llevaron a ese destino final.

 Judas – El gran traidor muy conocido que traicionó al Maestro decidió colgarse de un árbol por el gran remordimiento que sentía al saber que contribuyó a la muerte del Hijo de Dios.

(tu nombre) – ¿Estará tu nombre en las páginas de la historia? Rogamos a Dios que después de haber leído estas líneas cambies de parecer y esto no suceda.

¿Qué es lo que lleva a una persona a enfrentarse con el más allá y cruzar el túnel de la muerte quitándose su propia vida? He aquí algunas de las razonas en que probablemente tú, amado lector te encuentres:

Depresión, Pesimismo, Un sentir de no tener propósito en la vida, No tener por qué o por quién vivir, Desesperación, Soledad, Heridas del alma, Remordimiento, Problemas amorosos, Creencias, Enfermedad terminal, Incapacidad física, Drogadicción y alcoholismo.

Estos son sólo algunos ejemplos de las razones más comunes, pero cualquiera que sea tu razón, queremos decirte que hay esperanza para tí. El hecho de que estés leyendo este escrito muestra la gran misericordia de Aquel que te dió la vida.

Unete a lo que el rey David le dijo al Creador de los cielos y la tierra en el Salmo 139:13-16: “Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo. Bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquéllas cosas que luego fueron formadas, sin faltar una de ellas.”

Cuán maravilloso es saber que eres muy importante para alguien que realmente se interesa por nosotros. Saber que un ser supremo puso sus ojos sobre ti.  Aunque tu padre y tu madre te hallan rechazado y tu familia te haya dicho: “¡no sirves para nada, no vales un centavo”!, Dios te amó tanto que te dió la vida y dió a su propio Hijo para que pudieras vivir con esperanza en el mañana y del futuro. Ese que te dió la vida te dice:

¡DETENTE! porque yo he venido para que tengas vida y vida en abundancia. Hoy se abre una puerta de salida a tu desesperación.

Ahora mismo mientras lees estas palabras, está entrando un rayito de esperanza a tu corazón. Esa luz es Jesús el Salvador, quien dijo: “He aqui yo estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, yo entraré a él y cenaré con él, y él conmigo.” Aunque Jesús murió, la noticia más maravillosa de aquél tiempo fue que al tercer día resucitó. Su tumba está vacia. El venció la muerte para darte vida, venció el pecado para que pudieras acercarte a Dios. El llevó tu tristeza, tu dolor, tu angustia, tu deseperación y las clavó en la cruz para darte paz, esperanza, la vida eterna, una razón para vivir. El no te ofrece religión. Es más, Jesús llamó a los religiosos de su época hipócritas, porque sabía que la religión ni salva ni puede cambiar al ser humano. Sólo lo que él te pide es que lo invites a venir a tu vida y corazón y el cambiará las circuntancias; borrará tus pecados, te dará esperanza para vivir, podrás realmente experimentar el verdadero amor y la paz que hasta ahora no has tenido. Una paz que sobrepasa todo entendimiento humano.

Quizás tú pienses que los escritores de esta página son unos fanáticos, o están locos, pero no es así, sino que hablamos por experiencia propia. Hemos vivido en nuestra propia carne la desesperación de no tener salida, de sentir un vacío y una angustia tan grande en el alma, que el suicidio parecia la única solución. Sin embargo, el día que Jesús llegó a nuestras vidas, él no nos mandó a cambiar, sólo dijo: “ven tal y como eres y yo me encargaré de lo demás“. ¿Quieres confiar en Jesús? ¿quieres tratar una vez más? Quizás esta sea tu última oportunidad. No la rechazes.

Anuncios

3 comentarios en “Una nota de esperanza

  1. Es triste saber que alguien que conociste no tuvo el valor necesario para enfrentar la vida, retarla y salir victorioso, siempre hay obstáculos en nuestra vida, enfrentarlos es lo que nos ayuda a seguir adelante.

  2. ¡DIOS ES FIEL!
    Hoy recibí mail de la familia :

    “De nuevo muchas gracias por todo, sus oraciones y a los que estuvieron ahi presentes. Han sido muchas cosas… pero algo que NO tenemos es tristeza… estamos SEGUROS que mi hermano esta con el Señor y ayer se confirmó.

    Llegamos temprano después de descanzar en la noche y estando con mi mama me dice: “Ya te dijeron? que cuando lo encontraron lo encontraron DE RODILLAS!!” no se cómo ni porque… pero eso es algo que sólo el Señor puede hacer!!! Tuvo la oportunidad de arrepentirse antes de morir, y asi estamos confiando que poco a poco vamos a ir viendo detalles que no conociamos y que el Señor tiene preparados para fortalecernos.

    La paz del Señor estuvo presente y su fortaleza ha sido nuestra salvación en esta hora.

    Ha habido muchos detalles y cosas que despues espero poder contarles, pero ayer que llegamos a mi casa comimos bien mis hnos con mis papás… ha abundado tanto la comida física como la espiritual. Si nos hubieran visto en esa hora!! no parecia que veniamos de donde veniamos!! nos pusimos a platicar de todos los detalles y nos gozamos de que esta con el Señor… de verdad nos gozamos!!!

    Estamos bien y sabemos que no somos nosotros sino la fortaleza del Señor!! algo tiene para cada uno de nta. familia y queremos compartirlo para que pueda ser de bendicion para uds también o cualquiera que lo necesite.
    Mi hermano sabia que era del Señor y aunque no cumplio Su propósito en esta vida… lo esta cumpliendo con su muerte.

    Mi otro hermano, no habia llorado y ayer cuando supo cómo lo encontraron se quebranto y pudimos juntos los cuatro darle gracias a Dios por su infinita misericordia!!!

    Le había dejado su Biblia en la tumba y él nos dijo con fe que sabía que esto, había sido la repuesta a las oraciones de todos nosotros por la salvación de su vida.

    Algo nuevo ha empezado… que bueno fue el Señor al enviarnos esta prueba para acercarnos más a él y salvar a los que no lo conocen aún!!!

    Dios los bendiga por todo su amor y oraciones!!!

    Muy fortalecida y agradecida:

    Familia S.

  3. Es una gran bendición que una familia se una ante un suceso así. Me alegra saber que su duelo es mucho menor con esa noticia.
    Y como te decía ayer, afortunadamente es Dios quien decide la salvación de las almas, sólo hay que pedir y confiar en Él.
    Un abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s