Dósis de felicidad

Intento averiguar quién le está agregando gotitas de FELICIDAD a mi licuado de fresa 😉

El ser humano, ¿realmente tiene la suficiente capacidad para soportar la FELICIDAD? ¿O es que tenemos miedo a ser felices?   Desde hace tiempo he estado en una especie de estado anímico demasiado bueno. Je je.

Sucede que, las dósis de felicidad antes me duraban  horas; el rastro de un hecho feliz, me circundaba brevemente. Luego, dando la vuelta al página, me regresaba al estado “natural” de estar a veces tristona o  simplemente seria. ‘Equis‘, como decimos hoy.

Quién sabe qué hice para que de un tiempo acá, todas las cosas que se han ido dando en mi vida personal, las he manejado de manera disinta y éso me ha llevado a experimentar una felicidad contínua.

Ahora los momentos tristes, son pocos y de corta duración.

A veces una sensación de temor me abraza, pero entonces, me digo a mi misma que yo también merezco ser feliz

Siento que estoy en un sueño. Como hoy. Mi cuerpo está aquí. Y dentro de él mi cerebro … pero, ¿y la cordura, apá?…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s