El Poder de la música

“¿Escuchas?” – me pregunté mientras oía los sonidos más elaborados y artísticos. Paso a paso un sonido nuevo y vibrante. Un jilguero embelleciendo el cielo. Una gota de rocío resbalando en la hoja. Un árbol, contando su historia a través de los cientos de años que vió. Y me uní con un cántico nuevo.  Como la vida misma lo cantaba.

No hay mayor placer para mi que la música. Jamás estará mi casa escuchándose el silencio. La música ha formado parte íntegra en mi vida desde que tengo memoria. (Aunque dudo mucho que mi mamá hubiese puesto walk-man con clásicos infantiles en su panza mientras me esperaba). Es algo que traigo en el ADN, si pudiera asegurarlo. Hay quienes llaman a esto una inclinación o pasión. Otros, simplemente un hobbie. Yo pienso que fui destinada para la música. La música cambia la vida. Transforma las tinieblas en luz y en belleza a las cenizas.

Pienso que una vida dedicada a la música es una vida bellamente empleada, y es a eso a lo que he dedicado la mía. Luciano Pavarotti (1935-2007) Tenor italiano.

Anuncios

Un comentario en “El Poder de la música

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s