Unas cosas

No sé si fue que la inspiración llega cuando se le pega su gana, independientemente de la hora y día de la semana, o el hecho de estar “bichosa”  – entiéndase, enferma- que me esté poniendo a escribir en la madrugada… o la suma de ambas condiciones.

Veo el viejo mueble de madera, ése que guarda no sólo cosas; también recuerdos, detalles, sentimientos.

Un librero es mucho màs que un espacio para guardar libros… algunos como el mío albergan muchísimas más cosas…. mira el libro aquél de la escuela, ese que contiene la clase más aburrida y finalmente, la que más me sirvió en mi trabajo.

Observa el llavero aquèl… llegó desde Irlanda, seguramente apretujado entre ropa sucia y nueva de la maleta de mi compañera de trabajo.

Los libros que compré impulsada por la emoción de aprender cosas nuevas: el libro de idioma alemàn y los muchos otros de la educación de la voz.

Rescata entre las formas, los mini globos metálicos que me recuerdan pasar un “feliz cumpleaños”, cubiertos de un polvo finísimo que el tiempo ha esparcido en ellos.

El libro prestado de mi amiga que se fue.  Los figurines que iban a ser un buen regalo pero que al fin y al cabo siguen esperando ser envueltos y entregados.

Tantas “cosas” envuelven las cosas, me dejan pensando que un librero marrón y viejo, es mucho más que un simple librero.

Hasta mañana.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s