Cierra la boca

Hay veces que quisiera de una sola vez dejar  de controlar hasta el último segundo mi impulsividad de guardarme todo lo que llevo a cuestas, para poder decir todo lo que siento, sin sopesar previamente el resultado final de las palabras; sacar en palabras todo lo que se revuelve en mi mente, lo que desbarata mi corazón y apretuja mi estómago… pero simplemente no lo hago, porque quién sabe por qué recuerdo la enseñanza de que, la mayoría del tiempo es mucho mejor callar y serenarse que levantar la voz, en el momento más inapropiado.

Y tal vez, en este momento al escribir, “diciendo sin decir“, supongo encontrar un poco de escape a cada rabieta que llevo guardando, creyendo y  esperando que llegue el día en que me dejen de importar tanto las cosas y las personas.

“El dolor que no te mata, te hace más fuerte”.

Anuncios

Un comentario en “Cierra la boca

  1. A veces es bueno decir las cosas, dejar salir de golpe todo aquello que se siente, sin arreglos, sin ataduras de “lo que debo decir y lo que no”, nunca con rabia, pero sin con el corazón (o con la mente), sereno tranquilo, pero sin limitaciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s