Un día cambié

Hice tonterías.

Pensé tonterías.

Viví tonterías.

Hasta que un día me senté, respiré y me puse a pensar. 

Luego todo empezó a cambiar.

Ahora sé que hasta el más tonto, puede volverse sabio, cuando cambia su manera de pensar.

PIENSA… ¡ES GRATIS!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s