El pan nuestro

eucaristia

Es increíble que cuando alguien se empieza a llenar del conocimiento ( y no hablo de seminarios o doctorados o filosofías), sino además, se llena a través de las cosas de la vida, de las experiencias y de los momentos que pasamos en la presencia de Dios también, y es cuando podemos darle un pedacito, una migaja, una partícula del pan del Cielo a los necesitados.

Somos tantos los necesitados, que es mi deseo que siempre haya personas dispuestas a pasar ratitos con Dios para llenarse de pan para comer con nosotros.

Amén.

Anuncios
Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s